José Luis Birke, cofundador de la chocolatería Entrelagos: “Los mismos Chocolates que se consumen en Bruselas o en Roma se están comiendo en Valdivia”
Menu
RSS
Miercoles 29 de Marzo de 2017
|
|

José Luis Birke, cofundador de la chocolatería Entrelagos: “Los mismos Chocolates que se consumen en Bruselas o en Roma se están comiendo en Valdivia”

José Luis Birke, cofundador de la chocolatería Entrelagos: “Los mismos Chocolates que se consumen en Bruselas o en Roma se están comiendo en Valdivia”

La gran mayoría de las personas disfruta de la experiencia de tener en su paladar un exquisito chocolate: su olor característico y delicioso sabor provoca la sensación de estar en el paraíso. No es necesario viajar hasta Suiza para encontrar los mejores chocolates que probarás en tu vida, sólo debes visitar Valdivia para que tu paladar quede maravillado con una de las principales exquisiteces de la ciudad y del sur de Chile.

Corría el año 1976 y dos amigos deciden fundar en la ciudad de Valdivia una chocolatería, pero no cualquier chocolatería, sino que una capaz de crear identidad y ser parte de la cultura valdiviana, así es como nace Entrelagos: “La idea de crear Entrelagos surge por la necesidad de reforzar el carácter chocolatero que tenia Valdivia. Hace 40 años vimos que si nosotros seguíamos en esta misma senda, la del chocolate, algún día al nombrar Valdivia te imaginarias chocolate, bombones y mazapanes, creando una identidad”, señala José Luis Birke, cofundador de la chocolatería junto a Tiglat Montecinos.

Con una exquisita selección de productos, Entrelagos, empresa que hoy integra Latitud 40, promotora de productos turísticos de Valdivia, cautiva con su calidad a quienes buscan el sabor del sur en un chocolate artesanal. Los inicios de la chocolatería Entrelagos comienzan con una pequeña empresa, sin embargo con el paso del tiempo se ha convertido en unas de las chocolaterías chilenas más reconocidas tanto nacional como mundialmente, y es que su chocolate es la mezcla perfecta entre calidad y manufactura artesanal.

“Nuestra especialidad es la línea de bombones. Tenemos aproximadamente 50 tipos de chocolates en barras, chocolate en ramas, bombones, mazapanes y chocolate sin azúcar; este es nuestro producto más nuevo. También nos hemos ampliado a conservas, mermeladas, galletas, tortas y pastelería, y la verdad es que somos agradecidos porque sentimos que en Valdivia los chocolates son un icono”, manifiesta José Luis Birke.

La esquina más dulce de Valdivia

Valdivia, es reconocida por su historia y gran belleza natural, pero por sobre todo por su diversidad cultural. Fue en 1850 cuando llegan colones alemanes al sur de Chile, su influencia alemana en la zona se expandió no sólo en la arquitectura del lugar, sino también en las tradiciones y gastronomía característica como son: la cerveza, sus ricos kuchen y chocolates.

José Luis Birke nos cuenta un poco como surge la idea de realizar el Salón de Té Entrelagos, “nosotros nos definimos como chocolateros, la chocolatería tiene 40 años, pero el Salón de Té tiene 23 años,  en algún momento determinado nos nació la inquietud por tratar de probar en el área de los cafés, de los pasteles, de las cosas ricas, que en la zona de los Ríos son tan famosas. La gente que viene durante los veranos a Valdivia normalmente llega pidiendo kuchen regionales, tortas regionales y pasteles que están en la memoria de la gente de la zona central”.

Pero no sólo la tradición alemana se plasma en chocolates y pasteles, también la etnia mapuche, aportando con ingredientes como el maíz, merquén y piñones, y el uso de hierbas como el tomillo y romero. Y los infaltables frutos del bosque característicos de esta región como lo son: la murta, arándano, cranberries, frambuesas, maqui y frutos secos como castañas y avellanas.

Entrelagos retoma antiguas recetas, heredadas de los colones alemanes llenas de tradición y excelente calidad de elaboración artesanal en figuras de mazapán, chocolates, bombones y dulces artesanales característicos de la Región de Los Ríos, la cual entrega sensaciones únicas que logran incorporar todas las tradiciones.

Chocolates, una adicción irresistible

Chocolates… Envueltos en papel dorado que capturan ese exquisito sabor y placentero aroma; los consumimos durante todo el año y en cualquier lugar, pero existe una tradición que de no cumplirse sería un pecado mortal: el no comerlos en las pascua del conejo.

Huevitos y conejos de diferentes tamaños y distintos sabores, canastos llenos de caramelos y mazapán inconfundible de la marca de Entrelagos… Durante la pascua del conejo se concentra una de las temporadas más altas de ventas de productos chocolateros, así lo confirma José Luis Birke: “la pascua del conejo se concentra en una semana y es una de nuestras temporadas más fuertes; sin embargo, en enero y febrero, aunque no es tan explosiva, son dos meses donde igualmente se venden bastantes chocolates a los turistas que visitan la ciudad, pero si comparamos lo que vendemos en semana santa y en estos dos meses, se vende más en verano que en semana santa, siendo la semana santa muy importante para nosotros”.

Los años de tradición les han permitido alcanzar un sabor que los identifica como la esquina dulce de Valdivia, sus productos más destacados son los bombones de diferentes clases y distintos sabores. Uno de los productos más novedosos son sus deliciosos chocolates sin azúcar. “Nos estamos poniendo a tono con algo que es una necesidad publica y no sólo para la gente que no puede comer porque está enferma, sino también para la gente que tiene una dieta que no quiere tantas calorías”, indica José Luis Birke.

Hoy Entrelagos trabaja con materia prima directa desde Europa, “estamos comprando a Italia, desde allá viene la materia prima con la cual fabricamos nuestros productos. Últimamente también estamos trabajando con materia prima de Bélgica, los mismos que pueden estar consumiendo en Bruselas o en Roma se están comiendo acá en Valdivia”, subraya José Luis Birke.

La tradición del chocolate lleva varias décadas conviviendo con los valdivianos, la mayoría crecimos sabiendo que Entrelagos es sinónimo de calidad y sabor; por eso cuando te pregunten dónde poder comprar un buen chocolate, tu respuesta debe ser: en “la esquina dulce”; en Entrelagos.

Fuente: Por Yenifher Haverbeck / Sur Actual

Deja un comentario

Gracias por comentar en ValdiviaCapital

volver arriba

Contacto

  • Publicite en ValdiviaCapital 
  • Cartas al Director

Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. 

  •  
  • INTRANET 
  • Administración 
  • Webmail

Valdivia Capital

Redes